REGIONES DE LA ARGENTINA

VER CUADRO DE VALORES POR REGIÓN
1 – REGIÓN PAMPEANA

La composición originaria de los suelos sumada al clima templado y húmedo de la región y a una vegetación de pradera permanente ha originado suelos típicos de tierras negras y sus variantes pardas de pradera (al Oeste) y castaño pardo de pradera (al Sur). Son suelos de gran fertilidad, fáciles de trabajar, de topografía llana y prácticamente libres de piedras en una tan grande región que hicieron que La Pampa se convirtiera en una de las mejores regiones agrícolas del mundo.

El suelo pampeano abarca una superficie de aproximadamente 60 millones de Has., de las cuales el 90% tiene aptitud agrícola ganadera y el 10%, únicamente ganadera.

El clima es templado por excelencia, casi no hay invierno térmico (es decir con temperaturas diarias inferiores a 10º C) y el verano térmico (con temperaturas diarias superiores a 20º C) es de corta duración. La temperatura media anual es de 17º C y las precipitaciones pluviales varían de 1000 mm. al Este a 800 mm. en el Oeste, con una distribución anual uniforme, sin estación seca definida. El agua subterránea es generalmente buena, abundante y se encuentra a poca profundidad.

Este conjunto de características, determina una región con las mejores condiciones para los grandes cultivos invernales (trigo, avena, cebada, centeno, etc.) y sobre todo, para la ganadería de raciones suplementarias (los pastos son permanentes y de buena calidad). En partes donde se combina bien primavera y verano con las lluvias, se dan el maíz, girasol, maní, sorgo y soja.

Las sub-regiones de la Pampa Húmeda son las siguientes (de acuerdo a la nomenclatura del plano Regiones Productivas):

 Zona a – Influencia de Buenos Aires: área de alto valor inmobiliario, que combina por lo general con muy buenos campos, en particular hacia el norte de la ciudad.

Zona c – Agrícola Núcleo: Es el corazón agrícola de la región. Aquí se combinan todos los factores productivos: suelo, clima, precipitaciones, infraestructura, en forma positiva, para lograr excelentes cosechas

Zona d – Agrícola Mar y Sierras: área de excelentes suelos y que con la incorporación de las últimas tecnologías de producción, se ha convertido en el segundo corazón agrícola. Suma además belleza natural por ser una de las dos áreas de la Pampa que cuenta con diferente paisaje al encontrarse el Sistema Serrano de Tandilia y ubicarse a la vera del Océano Atlántico

Zona e – Agrícola Mixta: área del centro de la provincia de Buenos Aires, de alta producción donde se alternan campos de excelente calidad con sectores de ganaderos.

Zona f – Agrícola Centro: Otra de las zonas de altísima producción. Ocupa el Centro Este de Córdoba, Centro Sur de Santa Fe y Sur de Entre Ríos. Es quizás el sector de más alta subdivisión en cuanto a régimen de tenencia de la tierra.

Zona g – Agrícola Oeste: Región que a partir del aumento de las precipitaciones dadas en los últimos 20 años y la incorporación del paquete tecnológico, ha dejado en parte su perfil ganadero de engorde, para convertirse en nuevo polo agrícola de alta producción. Ocupa el Oeste de Buenos Aires, Sur de Córdoba y Este de La Pampa.

Zona h – Agrícola Sudeste: ubicada en sur de la provincia de Buenos Aires, es la región triguera por excelencia. Cuenta además con la belleza natural del sistema Serrano de Ventania.

Zona k – Cuenca del Salado: es la depresión central de la provincia de Buenos Aires. Se trata de campos ganaderos de muy buena receptividad y producción. Dentro de ella también encontramos zonas de relieve positivo, con buenas producciones agrícolas.

Zona l – Transición Oeste: Es el extremo Oeste de la Pampa Húmeda, y como su nombre lo indica, es una zona de menores precipitaciones y a donde se ha trasladado el área de engorde de la hacienda vacuna.

2 – MESOPOTAMIA

Esta región se caracteriza por un clima templado y subtropical, sin estación seca, con rica hidrografía, suelos fértiles y ondulados, muchos ríos y arroyos.

Zona b – Delta: se trata del área del Delta del Rio Paraná. Mayormente formado por un sinnúmero de islas ubicadas sobre el rio entre las provincias de Entre Ríos Santa Fe y Buenos Aires y por la costa sur de Entre Ríos. Son campos ganaderos de alta producción de pasto, con riesgo de inundación ante las crecidas del Rio Paraná. .

Zona f – Agrícola Centro: Esta zona productivamente hablando pertenecen a la Pampa Húmeda, donde ya fue descripta, parte de ella está enclavada dentro de la Mesopotamia.

Zona o – Sur de Mesopotamia: Son los campos donde encontramos los típicos suelos vertisoles de la Mesopotamia. Son aptos para la agricultura y la ganadería. Poseen un excelente régimen de precipitaciones. En el corredor del Rio Uruguay encontramos uno de los polos frutícolas, con producción de cítricos, y forestales de la Argentina.

Zona p – Norte de Mesopotamia: Es un área de producción ganadera, con sectores forestales importantes. Agrícolamente es el área de mayor producción de arroz del país, gracias a disponer del recurso agua

Zona s – Selva Misionera: Las elevadas temperaturas, la abundante y persistente humedad, así como las variaciones en el relieve determinan un tipo muy definido de suelo arcilloso, compacto y muy profundo. Son tierras especialmente aptas para las especies forestales, la yerba mate, el té y el tung.

3 – REGIÓN NORTE

Zona i – Agrícola NOA: Es un sector apoyado en serranías que conforma una cuña verde que se apoya sobre la ladera precordillerana y el Aconquija. Con una longitud de unos 700 Km. y un ancho de 80 Km. configura un microclima húmedo donde las precipitaciones alcanzan los 1000 mm. Se destacan la caña de azúcar, tabaco y frutos tropicales.

Zona j – Agrícola Centro Norte: Esta una de las regiones que más se han desarrollado en la Argentina en los últimos años. En virtud de la calidad de sus suelos, las precipitaciones que se registran y la incorporación de tecnología, el cultivo de la soja ha registrado un espectacular crecimiento. El algodón es el cultivo tradicional de la región.

Zona m – Transición Central: Zona de menores precipitaciones que la anterior, pero en parte posee agua subsuperficial y en parte de represas, que posibilita llevar adelante producciones agrícolas bajo riego.

Zona q – Bajos Submeridionales: En el centro de la provincia de Santa Fe y sur de Chaco encontramos esta región en forma de cuña. Es una depresión con campos aptos para la ganadería.

Zona t – Central Norte Semiárida: ubicada entre las dos regiones agrícolas del norte, esta área posee menor régimen de precipitaciones, lo cual le resta posibilidades agrícolas. Dentro de ella se está desarrollando un nuevo modelo ganadero, basado en pasturas subtropicales, que ha dado muy buenos resultados.

4 – REGIÓN OESTE

Zona n – Transición Arida: Ocupa mayormente la provincia de San Luis y el la faja central de la provincia de La Pampa. En esta región las lluvias son menores a los 600 mm por año y su mejor destino está dado por la ganadería de cría

Zona u – Arida: Es una región semidesértica que se caracteriza por la falta de precipitaciones. En las regiones más húmedas se cultiva la vid, el olivo, algodón y frutales secos con excelentes resultados.

Zona w – Valles: En la región de Cuyo con más de 200.000 hectáreas de viñedos se produce el 90% de los vinos argentinos, produciendo un total de más de 20 millones de hectolitros y convirtiendo a la Argentina en el cuarto productor mundial. Y con un crecimiento en su exportación de vinos de calidad de más del 200% en los últimos cinco años.

5 – REGIÓN PATAGONIA

Zona v – Patagonia Central: La constitución pedregosa del suelo, la intensidad del viento y el frío impiden el desarrollo de una vegetación uniforme. Los pastos naturales permiten la explotación del ganado ovino de manera extensiva.

Zona w – Valles: son la excepción dentro de la zona anterior, son los valles de los ríos donde al amparo de los vientos y favorecidos por la humedad se forman suelos aluviales muy fértiles. Estos valles son la región frutícola más importante del país.

Zona y – Patagonia Andina Húmeda: El paso de los vientos húmedos del Pacífico provoca intensas lluvias que originan una faja de bosques de coníferas de gran valor económico. La humedad intensa y la abundancia de materia orgánica provistas, dan origen a suelos forestales típicos de regiones frías.
Esta región tiene un incalculable valor inmobiliario desde el punto de vista turístico con amplias zonas de ski en invierno y extensos parques nacionales que permiten el paseo, la pesca y el andinismo en el verano.

Zona x – Islas Malvinas.